Aldea del Rocío Huelva

ALDEA DEL ROCÍO HUELVA

Si estás en Huelva y te preguntas que hacer o que visitar, te recomendamos el artículo de nuestra guía Explora Playa, Huelva Información Práctica, en él, te informamos de lo necesario para tú visita a este increíble lugar. El Rocío es una aldea pequeña que se encuentra en Almonte, Huelva. A ella se llega mediante un camino que rodea el Parque Nacional de Doñana. La aldea se caracteriza por sus pequeñas casas blancas, de gran tradición, alrededor de la Ermita de la Virgen del Rocío, donde se guarda vocación a la Blanca Paloma.

La aldea del Rocío, consiste en un lugar único donde vivir el fervor religioso dedicado a la Blanca Paloma gracias a sus características urbanísticas y paisajísticas. Su peculiar romería a caballo hace que el Rocío sea un paraje ideal para practicar actividades ecuestres. Por lo que no te puedes perder sus concursos hípicos.

A la Romería acuden a cada año más de un millón de personas para venerar a la Virgen. La Romería comienza con el camino que atraviesa senderos milenarios cerca del Guadalquivir, acompañados en todo momento por el tamborilero, a ritmo del tambor y el sonar de la flauta. A este se le une el cohetero que va llenando el cielo de expresiones que guían a los más retrasados, junto con las hermandades equipadas con sus varas y banderas.

Si quieres saber más sobre Huelva, visita nuestra guía Explora Playa de esta increíble ciudad

En la romería se siente una mezcla de sentimientos, uniéndose la alegría, los cantos y la fiesta a las lágrimas, silencios, suspiros, expresiones de sentidos… Todo ello acompañado de carrozas entoldadas y repletas de flores. Consiste por tanto, en la mayor peregrinación de España. La Romería se puede disfrutar tanto a pie, como a caballo o en carreta, cruzando las marismas y durmiendo en el campo.

La Romería comienza el sábado en vísperas de Pentecostés, a las doce de la mañana, saliendo las Hermandades Filiales según su orden de antigüedad ante la puerta del Santuario. Cada Hermandad detiene su carreta de Simpecado frente a la puerta principal del Santuario, entonando algún cántico dedicado a la Virgen.

Es tradición que la noche del Domingo no se duerma, ya que se espera a poder entrar en el templo para pasear a la Blanca Paloma. Siendo el salto el momento de mayor fervor, en este momento los almonteños invaden la Ermita, saltan las vallas y pasean a la Virgen por el Rocío. Las noches en los campamentos se pasan acompañados de bebida, cánticos y bailes. Todo ello a compás de guitarras flamencas y panderetas. Velas, antorchas y bengalas son las encargadas de iluminar los Simpecados de las Hermandades, mientras miles de personas cantan los Misterios en honor a Nuestra Señora y la oración se desgrana en perlas de amores.

¿Dónde está el Rocío?

Compartir:

Anterior

Siguiente

error: Contenido protegido !!

Pin It en Pinterest