Capilla de la Atalaya Luarca

CAPILLA DE LA ATALAYA LUARCA

La parroquia de la Atalaya como el cementerio de Luarca se encuentran en la Carretera del Faro, sobre una colina que en la antigüedad sirvió de fortaleza defensiva contra los ataques del oleaje. Es una obra construida en el siglo XIII pero que con el paso del tiempo ha ido sufriendo remodelaciones. Desde este lugar se puede apreciar una preciosa vista del mar Cantábrico. Esta vista otorga al cementerio un aire marinero, muy propio de la villa marinera. Además, ese aire marinero se ve intensificado con el faro, el cual se encuentra en uno de los extremos del cementerio.

Si quieres saber más sobre Luarca, no dudes en visitar nuestra Guía Explora Playa de esta preciosa villa marinera

En el cementerio se encuentran grandes panteones, así como modestas sepulturas, cabe destacar que allí descansan personajes ilustres como es el premio Nobel de medicina, Severo Ochoa. El acceso al cementerio se realiza mediante un arco carpanel, los enmarques del mismo se encuentran pintados con un tono gris claro y tienen líneas perfiladas en tono negro aparentando sillares o dovelas. El arco está realizado con madera y es de doble batiente, la parte inferior del mismo es maciza mientras que la superior es acristalada con verja de protección de hierro. Encima de la verja se encuentra un rosetón circular con encuadres de piedra levemente modulada.

La parte derecha del templo posee un estilo tradicional, el cual se consigue mediante el alero del tejado a dos aguas acabado en forma regular e incluye un pequeño vano de medio punto, el cual da luz a una habitación ubicada junto a la tribuna. Al igual que la puerta de acceso, la parte derecha se encuentra pintada de color gris claro. Por otra parte, el lado izquierdo del templo posee forma circular, con lo que consigue envolveré la torre. En la fachada se puede ver la espadaña de sillares de granito, la cual está compuesta por dos pilastras, moldeadas con carácter toscano; además de una pequeña bóveda de medio punto donde se encuentra la campana y un frontón rematado por una cruz de brazos iguales.

Por su parte, la torre es de base rectangular, en su interior se encuentra una escalera de caracol, pequeños vanos y rematada con un chapitel truncado. El camino que va hacia la parroquia es empedrado y silencioso, por el que transcurren únicamente unos olivos y unas cruces de hormigón, representando el Via Crucis. En la capilla se encuentran las imágenes de “El Nazareno”, enmarcada en una hornacina amparada por grandes columnas salomónicas en el Retablo de Jesús Nazareno (barroco), y la de “La Virgen de la Blanca”, en el ático del Retablo. Según la leyenda la imagen de la virgen fue descubierta en una cueva labrada por el mar, la Cueva de la Blanca. Es un túnel cavado en la roca que atraviesa la punta del “Focicón” pasando literalmente por debajo de la Capilla y el faro y que termina en la playa de las “Arreas” al otro extremo. La noche del Jueves Santo los lugareños y visitantes sacan en procesión silenciosa al Nazareno desde la Iglesia de Santa Eulalia hasta la Capilla de la Atalaya.

¿Dónde está la capilla de la Atalaya?

Compartir:

Anterior

Siguiente

error: Contenido protegido !!

Pin It en Pinterest