Barrio de Cimadevilla Gijón

BARRIO DE CIMADEVILLA GIJÓN

Si estás en Gijón y te preguntas que hacer o que visitar, te recomendamos el artículo de nuestra guía Explora Playa, Gijón Información Práctica, en él, te informamos de lo necesario para tú visita a esta increíble ciudad. Hablar de Asturias es acercarse a una región en la que la tradición tiene una fuerte presencia. Su pasado es, sin duda, uno de sus mayores atractivos, conocer su cultura resulta absolutamente fundamental para entender sus orígenes y costumbres

En este sentido, si deseas acercarte más al pueblo asturiano tienes que viajar hasta Gijón, pues esta maravillosa ciudad del Cantábrico encierra más de un tesoro. Cimadevilla es el barrio más antiguo de Gijón, un entorno único uno de sus barrios con más esencia y de los principales atractivos que hay que ver en la ciudad, en el Barrio de Cimadevilla se produjo el primer asentamiento romano, conservando también la estética de barrio de pescadores del siglo XIX

El barrio se ubica en el cerro amurallado de Santa Catalina, donde una obra de Chillida, el Elogio del Horizonte, ya es por méritos propios el símbolo de la ciudad, con la construcción de un puerto comercial en su vertiente oeste, el barrio se fue transformando en residencia de marineros, pescaderas y cigarreras, haciendo que la ciudad se comenzase a expandir, Su entramado de calles y privilegia situación  la convierten en el lugar más atractivo y fotogénico que hay Gijón junto a la playa de San Lorenzo, está cargado de historias de pesca, trato familiar y en sus mil sidrerías

El barrio de Cimadevilla atrae por igual a turistas que a gijoneses, los turistas llegan atraídos por la historia del barrio, sus calles empedradas y por sus terrazas con aroma a pescado fresco y fantástica sidra asturiana. En la Plazoleta de Jovellanos, ya en pleno barrio de Cimadevilla, se puede disfrutar de la arquitectura típica del barrio, como el Museo Casa Natal de Jovellanos

El barrio de Cimadevilla sufrió durante unos años el abandono en sus casas, hoy en día resulta una delicia pasear por sus estrechas calles y plazas. Los edificios han renovado sus fachadas, más de doscientos edificios están especialmente protegidos y al menos una docena forman parte del patrimonio cultural e histórico de Gijón

El barrio de Cimadevilla, junto a la playa de San Lorenzo, es el lugar más atractivo y fotogénico que hay Gijón

El chino de Cimavilla, apareció en 1906 en Gijón, y se instaló en lo que había sido el antiguo ayuntamiento. Su nombre era Chaoyo Wey Wey fue el primer chino que llegaba a Gijón y probablemente a Asturias. Se hizo famoso por poner un taller de farolillos de papel y un bar donde servía leche de pantera, leche con ginebra y sake. Durante las fiestas del barrio, las calles se engalanaban y Wey era uno de los que más se esmeraba en la decoración, usando sus farolillos de papel. Desde entonces, cada mes de septiembre, es tradición durante las fiestas colgar farolillos por todo el barrio, siendo cada año de una temática diferente

El barrio de Cimadevilla no es muy grande, se puede empezar por la Plaza Mayor, en la que se encuentra el Ayuntamiento de Gijón y el edificio de la Pescadería, escenario de actos festivos y celebraciones populares como la Semana Grande o el Antroxu/Carnaval. Si atravesamos el arco de la zona oeste nos podemos dirigir al puerto deportivo, en este recorrido no encontraremos uno de los monumentos más representativos de la ciudad el Monumento a Don Pelayo, homenaje al primer rey de la Monarquía Asturiana que figura en el escudo de la ciudad, está en el centro de la plaza del Marqués.

En la plaza se ubica el Palacio de Revillagigedo,  que data del siglo XVIII,  belleza barroca que merece visitar, y que hoy en día es un Centro Internacional de Arte Contemporáneo. Suele albergar exposiciones temporales de gran mérito nacional e internacional. Tiene arrimada a él la Colegiata de San Juan Bautista que sirve de escenario para conciertos de música clásica a lo largo del año. Al fondo, en el horizonte, observaremos la playa de Poniente. En Cimadevilla la vida cultural transcurre al mismo nivel que su ambiente bullicioso.

Si paseamos por el Puerto Deportivo observaremos como sus instalaciones son espectaculares y están muy cuidadas, siendo el entorno de tal belleza que lo han convertido en escala de numerosas regatas tanto nacionales como internacionales. Al final del paseo, un enorme el espigón, hace de cierre de puerto y protege a la ciudad de las grandes borrascas y de las mareas mas duras sobre todo en los meses de invierno, cuando el mar golpea con fuerza es un espectáculo que no te puedes perder, las olas sobrepasan el muro

Gijón, ciudad con olor a salitre y pasado histórico

A continuación podemos subir por la conocida Cuesta del Cholo, conocida por todos como un lugar de reunión en los días soleados, para poder degustar una buena botella de sidra rodeado de tus amigos, pudiendo observar unas increíbles puestas de sol. En el barrio de Cimadevilla encontraremos la Capilla de la Soledad del S.XVII, sede espiritual del Gremio de Mareantes, cuya festividad tiene lugar en septiembre fechas en las que el barrio entero se agita en fiestas y celebraciones.

Al final de la calle Artillería está ubicada la vanguardista escultura Nordeste, realizada en hierro por Joaquín Vaquero. Simboliza el viento más esperado en los veranos gijoneses, pues es el que empuja y barre las nubes y asegura un día soleado. Subiendo en dirección al Cerro de Santa Catalina, pasamos por lo que en su día fue un complejo militar artillero y en la actualidad ha sido recuperado para el disfrute de los gijoneses y visitantes que se animen con un paseo único.

Si quieres saber más sobre Gijón, visita nuestra Guía Explora Playa de esta increíble ciudad

En la parte alta del barrio de Cimadevilla se encuentra el Cerro Santa Catalina, un espacio verde ideal para ir con los más pequeños que cuenta, además, con uno de los skate parks más frecuentados de la ciudad en un entorno idílico. Y coronando Cimadevilla y presidiendo toda la ciudad, el Elogio del Horizonte, la escultura de Chillida que comenzó con polémica y ha terminado convirtiéndose en otro orgulloso símbolo de Gijón.

Comer en Cimadevilla

Uno de los encantos que tiene la ciudad de Gijón es que comer bien y barato es posible, el barrio de Cimadevilla es famoso por la multitud de restaurantes y sidrerías que hay, pero un lugar que no debes dejar de visitar es  La Cuesta del Cholo, uno de los lugares más queridos por los gijoneses para disfrutar del sol con unas sidras y unas tapas.

En realidad, todo el barrio alto de la ciudad está plagado de magníficos restaurantes en los que disfrutar de la legendaria gastronomía asturiana. Desde locales clásicos con cartas muy básicas pero agradables, a propuestas de fusión que combinan los sabores tradicionales de la mesa asturiana con algunos toques más vanguardistas. La ciudad de Gijón es reconocida como una de las ciudades con más ambiente nocturno del norte de España, por lo que el barrio de Cimadevilla es un hervidero alternativo durante los fines de semana, te recomendamos el artículo de nuestra guía Explora Playa,Salir de fiesta en Gijón

En sus callejuelas encontrarás algunos de los locales más emblemáticos de la ciudad en los que terminar una larga jornada en el barrio más auténtico de Gijón. Si te preguntas dónde comer comer en Gijón, te recomendamos el artículo de nuestra guía Explora Playa Gijón, en él, te contamos cuales son los mejores lugares para comer bien y a buen precio.

¿Dónde está el Barrio de Cimadevilla?

Compartir:

Anterior

Siguiente

error: Contenido protegido !!

Pin It en Pinterest